Pasar al contenido principal

APRENDIENDO Y ENSEÑANDO DESDE 1887

Durante más de ciento treinta años, la cuesta de Aldapeta ha sido un lugar de referencia para la comunidad educativa.

Foto del edificio en 3d

En el año 2012 los tres colegios marianistas de la zona, Compañía de María, Marianistas y Villa Belén, decidimos unir nuestras fuerzas y tradición educativa para formar el colegio que hoy somos, Aldapeta Maria ikastetxea.

Este nuevo proyecto educativo, inspirado en la tradición de la Escuela Cristiana Vasca, nació para dar una educación de calidad y con valores a las generaciones del futuro.

En Aldapeta Maria ikastetxea creemos que los proyectos educativos no se definen por la cantidad de actividades que se desarrollan, sino por la calidad de los ideales que los mueven y que luego, efectivamente, se concretan en una secuencia de propuestas didácticas.

Apostamos por una educación integral que nos lleva a mirar a nuestros alumnos y alumnas en todas sus potencialidades de desarrollo como personas en todas sus dimensiones.

Formamos parte de la asociación de colegios cristianos de Euskadi “Kristau Eskola” y de la red de Colegios Marianistas de España.

Grupo de estudiantes bajando por unas escaleras externas del colegio

Lo que nos identifica

Ofrecemos una educación integral de calidad desde un enfoque cristiano y adaptada a los tiempos, trilingüe, basada en la atención personal y con una amplia oferta extracurricular.

Un recorrido por nuestrahistoria

1887

Llegada de los Marianistas a Donostia-San Sebastián.

El 3 de octubre de 1887 comienza la tarea educativa de los marianistas en nuestra ciudad, siendo también el inicio de su presencia en España. La cercanía de otro colegio marianista en San Juan de Luz y la encomiable labor de D. Miguel de Areilza, facilitaron su introducción en la sociedad donostiarra. El primer edificio se ocupa en régimen de alquiler en la confluencia de la calle de la Marina y San Martín.

1889

Adquisición de fincas para el asentamiento definitivo: Beloca y Buena Vista.

El favorable impacto en las familias de la pedagogía de los educadores marianistas hizo que el número de alumnos creciera a notable ritmo, dejando pequeño el edificio inicial. La búsqueda de un lugar cercano y favorable se concretó finalmente en la adquisición del palacete Beloca y su finca (marzo 1889) y el colindante caserío Buena Vista y su parcela (junio 1889) en la zona de San Martín Alto (Aldapeta).

1890-1904

Colegio primitivo y sus anexos.

Pronto empezó la actividad en Beloca. Tras un uso un tanto precario del palacete como enfermería, alojamiento de religiosos, capilla provisional y algunas clases, se pensó en construir un colegio, en diversas fases, con las características adecuadas para tal fin.

El 10 de octubre de 1890 se inauguró el pabellón de Santiago, de madera, provisional, pero que se mantuvo hasta su incendio en 1949. Se reconstruyó en cemento en 1950 hasta nuestros días (2018). En 1892 se iniciaron las clases en el edificio Central, cuerpo nuclear del Colegio Católico Santa María, con dos alas y tejado a dos vertientes. En 1900 se demolió el caserío Buena Vista para construir en su espacio la Capilla colegial (1902) y debajo el Gimnasio, convertido después en Salón de Actos. Para unirlos con el cuerpo central se realizó el pabellón de Enlace (1904). Desde 1904 hasta 1962 el Colegio Católico Santa María conservó su configuración y su aspecto sobrio y austero.

1907-1916

Directorado del P. Domingo Lázaro.

El primer director español del Colegio tras los anteriores, franceses. Su actuación durante los nueve años de su dirección fue profunda, tanto sobre los alumnos como con las familias. Sus cualidades humanas e intelectuales se reflejaron en sus conferencias sobre religión, educación y autoridad en el Círculo Católico. Atento a las iniciativas de los alumnos, promocionó el inicio de las revistas colegiales y escribió un curso completo de Doctrina y vida cristianas, de gran éxito y divulgación, siendo también un referente en materia de educación y pedagogía. Dejó el Colegio al ser nombrado Superior Provincial. En la actualidad está abierto su proceso de beatificación.

1939

Homenaje a profesores y alumnos muertos en la Guerra Civil. Lápidas por los caídos.

Fruto de la sensibilidad de aquellos momentos, recién terminada la Guerra Civil y llorando la muerte de familiares y amigos en la tragedia vivida, el Colegio homenajeó a sus caídos, profesores y alumnos, el 19 de octubre de 1939. Se descubrieron dos lápidas con 78 nombres ante la presencia de alumnos y familias y las autoridades civiles, eclesiásticas y militares. Estas lápidas, a ambos lados de la puerta anexa de la capilla, estuvieron colocadas hasta la reforma de 1962 en que se retiraron.

1940

Bodas de Oro. Conmemoración de los 50 años de la fundación del colegio.

En 1940 el Colegio celebró sus Bodas de Oro de la fundación. Ciertamente deberían haberse festejado en 1937, pero las circunstancias bélicas no lo hicieron oportuno. Fue al terminar la guerra cuando se conmemoró. Una hermosa placa de plata y un Libro de Oro, con las firmas de profesores y alumnos, fueron testigos de esa efeméride, así como una gran concentración de antiguos alumnos.

Aprovechando la ocasión, la Asociación de Antiguos Alumnos colocó una placa de recuerdo y agradecimiento en el edificio de la Marina y San Martín, donde los Marianistas iniciaron su labor en 1887. Se conservó hasta los años 90 en que se rompió en el transcurso de unas reformas de la fachada.

1962-1963

75 aniversario de la fundación del Colegio Católico Santa María.

En el curso 1962-1963 se cumplían los 75 años de la fundación. Con este motivo, las Autoridades quisieron reconocer el servicio público de los marianistas a la sociedad con una serie de distinciones:

Asimismo, el Ayuntamiento concedió al Colegio la Corbata de la Ciudad, la Medalla del Centenario y la Medalla y Diploma del Mérito en la Enseñanza.

En el verano de 1962 se inició una reforma de gran calado que cambió profundamente el interior de la Capilla y toda la fachada exterior del Colegio, ganando nuevos espacios y dándole otra fisonomía hasta su actual derribo (2019).

1973-1988

Directorado del P. José Ángel Otaegui, el más largo de la historia.

Antiguo alumno y marianista donostiarra, su período de director ha sido el más extenso de la historia colegial, en una época de profundos cambios políticos y sociales. Junto a su dedicación a los alumnos, familias y profesorado en esta complicada transición, también acometió importantes obras en la estructura deportiva y académica del colegio: el rebaje del patio inferior dando un perfil de tres niveles de patios; la construcción del soterrado pabellón Beloca en la vertiente sur y la realidad del espléndido Polideportivo. Colofón de su directorado fue la celebración del Centenario del Colegio Católico Santa María.

1987

Centenario del Colegio y de la llegada de los Marianistas a España.

Con gran ilusión y merecida satisfacción se preparó y celebró el acontecimiento de los cien años de vida del colegio donostiarra. Los actos conmemorativos se centraron el 10 y 11 de octubre: Eucaristía de Acción de Gracias en Santa María y Acto Académico en el Teatro Victoria Eugenia con Conferencia de D. Juan Laboa y Concierto del Orfeón Donostiarra. Le siguió una comida en el hotel Costa Vasca.

Realizaciones más específicas: el libro sobre la historia del Colegio “Cien años de presencia marianista en San Sebastián” (F. Ríos y F. Gastaminza, profesores de Historia) y la celebración de la Olimpiada Marianista.

1990-1991

Incorporación de Educación Infantil. Obras de acondicionamiento.

Durante el directorado de José María Felices se acometió la incorporación de la Educación Infantil, para responder a la demanda creciente en esa etapa. Para ello se realizaron las obras necesarias para crear un nuevo espacio. Se consiguió un piso intermedio, subiendo el suelo de la Capilla y bajando el techo del Salón de Actos, que albergó las aulas de Educación Infantil. Por esta época se introdujo el modelo B (bilingüe).

2005

Creación del Bachillerato MCM (Marianistas-Compañía de María).

Tras las gestiones necesarias entre los responsables de la Compañía de María (Marianistas) y la Compañía de María Nª Sª, la Enseñanza, para presentar una mejor oferta educativa conjunta en la etapa del Bachillerato, finalmente se llegó a la creación de un Bachillerato unificado para los dos centros, conocido como MCM. Esta denominación perduró hasta su integración en el proyecto Summa Aldapeta. El Bachillerato MCM se inició en el curso 2005-2006 bajo la dirección de J.M. Garagorri y Víctor Vitoria.

2012

SUMMA Aldapeta. Un proyecto educativo común compartido por tres instituciones religiosas.

Ante la situación demográfica, social y económica, se estudia dar, desde colegios de la Iglesia, una respuesta más acorde a los nuevos retos educativos y evangélicos. A lo largo de varios años y de múltiples reuniones entre los representantes de Compañía de María (SM), Cia de María Nuestra Señora (ODN) e Hijas de María Inmaculada (FMI), se alcanza un acuerdo para desarrollar conjuntamente un proyecto educativo común, en un colegio integral, aunque en tres sedes distintas. Ese proyecto es SUMMA Aldapeta, que echa a andar en el curso 2012-2013, con la dirección de Miguel Ángel Dieste. El año 2012 acogió diferentes actos para celebrar los 125 años de Marianistas.

2015-2019

El reto de un nuevo colegio.

El nuevo director, el P. Javier Cortés, llegó en 2015 con la responsabilidad de hacer realidad una valiente y decidida apuesta de los Marianistas: construir un nuevo colegio para el siglo XXI. Su edificación se simultaneó con el doloroso derribo, en diferentes etapas, del colegio centenario. La reducción de espacio obligó a desplazar, temporalmente, el Bachillerato a Villa Asunción, en el Alto de Miracruz. En la actualidad, el nuevo colegio ya está funcionando, terminada la fase I, mientras se trabaja a buen ritmo en su fase II que lo culminará. Aspira a ser un referente europeo en el ámbito de la educación.

Cambio de nombre

Y cambio de dirección, el nuevo colegio echa a andar.

El nuevo colegio, con un nuevo nombre y nueva identidad. SUMMA Aldapeta evoluciona y pasa a ser Aldapeta Maria ikastetxea. José María Felices Grassa coge el relevo en dirección en el curso 2020/2021.

Equipo Humano

Creemos en un concepto de educación que va más allá de la relación tradicional educador-alumno.

Nuestro equipo está formado por personas motivadas y preparadas para guiar a los más pequeños en su desarrollo, incluyendo profesionales especializados en materias como la pedagogía y la psicología que sirven de apoyo en cada una de las etapas formativas.

Foto de equipo docente de educación infantil

Equipo docente de educación infantil

Foto de equipo docente de educación primaria

Equipo docente de educación primaria

Foto de quipo docente de la eso, aula de aprendizaje de tareas y equipo de Departamento de Informática

Equipo docente de la eso, aula de aprendizaje de tareas y equipo de Departamento de Informática

Foto de equipo docente de bachillerato

Equipo docente de bachillerato

Foto de equipo de secretaría, administración y servicios

Equipo de secretaría, administración y servicios

Equipo directivo de Aldapeta

Equipo Directivo